Imprimir esta página
Martes, 19 Febrero 2019 10:10

Las nuevas habitaciones de Oncología Pediátrica de Son Espases mejorarán el confort de los niños ingresados

La presidenta del Govern de les Illes Balears, Francina Armengol, y la consellera de Salud, Patricia Gómez, han visitado esta mañana las ocho nuevas habitaciones de Oncología Pediátrica de Son Espases. El objetivo de esta reforma integral, que ha tenido un coste de 395.434,85 €, ha sido aumentar la luminosidad y mejorar el confort del niños ingresados. Además, en dos de las ocho habitaciones se ha instalado un sistema de presión negativa para pacientes inmunodeprimidos. El proyecto ha sido diseñado por la arquitecta Elisa Valero, especializada en la luz y la arquitectura para niños, especialmente en hospitales pediátricos.

 La nueva Área de Oncología Pediátrica de Son Espases cuenta con ocho habitaciones individuales, de 21,75 metros cuadrados, con acceso directo a las terrazas individuales ‑excepto las de presión negativa–, de 11,65 metros cuadrados, que se convertirán en una zona de recreo para los niños ingresados y sus familias. Por eso, se han sustituido las ventanas por puertas de acceso a la terraza.

 Para la reforma integral, se han realizado todo un conjunto de intervenciones para mejorar las condiciones de luminosidad y de confort de los pacientes: se han cambiado los cristales tintados por unos de transparentes y se ha instalado un nuevo techo que introduce más claridad.

 Aparte de estas mejoras, en dos de las ocho habitaciones se ha instalado un sistema de presión negativa para pacientes inmunodeprimidos. Hasta ahora, los niños que tenían que completar el tratamiento con un trasplante de médula ósea ingresaban en la planta de Hematología de Adultos y, una vez recuperados -al cabo de un mes o un mes y medio-, volvían a la planta de Pediatría. Con estas dos habitaciones, estos pacientes quedarán ingresados en Pediatría.

 

La presidenta Armengol ha valorado la reforma asegurando que “supone una mejora importantísima en el proceso de recuperación de los niños”. En esta dirección, ha destacado que “uno de los temas prioritarios de este Govern ha sido el de dignificar y humanizar la sanidad pública”, ya que “nadie puede quedar al margen y, mucho menos, los niños que sufren enfermedades graves”.

 Por su parte, la consellera de Salud, Patrícia Gómez, ha recalcado que esta reforma “responde al compromiso que la Conselleria de Salud adquirió con las familias, que habían pedido la mejora de los espacios destinados a estos niños”. Asimismo, ha destacado “la necesidad de seguir avanzando hacia una asistencia sanitaria más humana, que atienda a las personas de manera integral y teniendo en cuenta no sólo el tratamiento farmacológico, sino también las necesidades psicológicas, familiares y sociales”.

 

Durante la visita, también han estado presentes el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster; el director gerente de Son Espases, Josep Pomar; el jefe del Servicio de Pediatría, Joan Figuerola, y la arquitecta técnica del proyecto de reforma, Esther Boluda.

 La Unidad de Oncología Pediátrica diagnostica entre 25 y 30 nuevos casos cada año

En la Unidad de Oncología Pediátrica de Son Espases se atienden cada año entre 25 y 30 casos nuevos. Aunque el número de ingresos es variable, la media diaria es de 6-8 niños ingresados. Los diagnósticos principales son las leucemias agudas, que son el tumor pediátrico más frecuente, seguidas de los tumores cerebrales.

 El motivo principal de ingreso es la administración del tratamiento de quimioterapia, que requiere hidratación y vigilancia de los efectos (los niños con leucemia linfoblástica aguda suelen estar ingresados durante el primer mes desde el diagnóstico). También pueden ingresar como consecuencia de las complicaciones de la quimioterapia, como fiebre o neutropenia (concentración baja de un tipo de glóbulo blanco en la sangre). Excepcionalmente, hay niños con algún tipo de enfermedad que requieren ingresos más largos, como las leucemias mieloides.

Leer 374 veces