Son Espases instala pantallas en las salas de espera de Urgencias que informan de la ubicación y del nivel de triaje de los pacientes

En el Hospital Universitario Son Espases se han instalado pantallas informativas en las salas de esp...

Se presenta en Son Espases la primera UVI móvil pediátrica de las Illes Balears

El Hospital Universitario Son Espases ha acogido la presentación de la primera UVI móvil pediátrica ...

Cada año se detectan cincuenta casos de cáncer de ovario en las Islas

Cada año se detectan 50 casos de cáncer de ovario en las Islas Baleares, y en el conjunto del estado...

Son Espases inaugura la exposición «Somos mucho más que la talla» centrada en los trastornos de la conducta alimentaria

El Hospital Universitario Son Espases ha inaugurado una exposición de once cómics hoy día 10 de octu...

Son Espases ha registrado este año 42 donantes de órganos

El Hospital Universitario Son Espases ha registrado este año 42 donantes de órganos y se mantiene co...

  • Son Espases instala pantallas en las salas de espera de Urgencias que informan de la ubicación y del...

  • Se presenta en Son Espases la primera UVI móvil pediátrica de las Illes Balears

  • Cada año se detectan cincuenta casos de cáncer de ovario en las Islas

  • Son Espases inaugura la exposición «Somos mucho más que la talla» centrada en los trastornos de la c...

  • Son Espases ha registrado este año 42 donantes de órganos

HSE Twitter

Personal Comunicación

Jueves, 10 Octubre 2019 13:01

Son Espases inaugura la exposición «Somos mucho más que la talla» centrada en los trastornos de la conducta alimentaria Destacado

El Hospital Universitario Son Espases ha inaugurado una exposición de once cómics hoy día 10 de octubre con motivo del Día Mundial de la Salud Mental. Las obras han sido creadas por jóvenes que son atendidas por el Programa Especializado en Trastornos de la Conducta Alimentaria del Instituto Balear para la Salud Mental de la Infancia i la Adolescencia (IBSMIA) y narran las razones por las que han llegado al servicio y han precisado un tratamiento específico. Desde agosto del 2018 hasta agosto del 2019, los profesionales de este programa atendieron 1.154 consultas externas, entre primeras (58) y sucesivas (1.096), de psiquiatría, psicología y enfermería. Además, 21 pacientes ingresaron en la Unidad de Hospitalización Breve y 28 acudían al Hospital de Día.

 Esta mañana, el director gerente del Hospital Universitario Son Espases, Josep Pomar, y la directora del Instituto Balear para la Salud Mental de la Infancia y la Adolescencia, Isabel Flórez, han sido los encargados de inaugurar la exposición.

 Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son un tipo de trastorno mental que se caracteriza por un comportamiento patológico ante la ingesta de alimentos y una obsesión por el control de peso. El origen de los TCA puede ser biológico, psicológico, familiar o sociocultural y tiene consecuencias negativas tanto para la salud física como mental de la persona.

 A pesar de que existen varios tipos de TCA,  la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón son los más conocidos. La anorexia nerviosa se caracteriza por un miedo del paciente a aumentar de peso provocando una conducta alimentaria anómala. La bulimia nerviosa presenta episodios de ingesta voraz y descontrolada y, posteriormente, las personas afectadas intentan compensar sus efectos con vómitos autoinducidos. En cambio, el trastorno por atracón está caracterizado por episodios de ingesta compulsiva de forma recurrente pero el paciente no realiza conductas compensatorias, por lo que es habitual que sufra sobrepeso.

 Este tipo de trastornos requiere un tratamiento largo y complejo puesto que son enfermedades graves, pero pueden curarse si la persona sigue el tratamiento con un equipo de médicos y psicólogos especializados. De hecho, alrededor del 50-60 % de los casos se recuperan totalmente, un 20-30 %, parcialmente, y sólo un 10-20 % se cronifican.

 Es habitual que los pacientes no sean capaces de identificar la enfermedad y, por lo tanto, tampoco las consecuencias negativas del trastorno. En este caso, el papel de la familia es fundamental para intentar que la persona afectada reciba el tratamiento que necesita a pesar de que no colabore al recibirlo.

 Para diagnosticar los TCA es indispensable que la persona que parece estar sufriéndolo sea evaluada por profesionales de la salud mental. Aún así, hay una larga lista de señales que pueden servirnos de alerta, como por ejemplo el sentimiento de culpa por haber comido, la pérdida de peso injustificada, la práctica del vómito autoinducido, etc. Así, ante dichas señales es recomendable consultar el caso con un equipo de profesionales.

 Cerca de un 5 % de las adolescentes sufre un trastorno de la conducta alimentaria y aunque los TCA empiecen típicamente durante la adolescencia cada vez es más frecuente su aparición en menores de 13 años. Además, debe tenerse en cuenta que este tipo de trastornos son la enfermedad mental con mayor mortalidad en la adolescencia, siendo el riesgo de suicidio elevado.

 

 

 

 

Leer 207 veces