Memoria 2001
[Presentación]
En muchas ocasiones nos olvidamos de las pequeñas cosas de cada día y nos centramos en cifras y estadísticas, alejándonos de la parte humana que ha de tener la labor de todo el Hospital. Me gustaría que cuando leyerais esta memoria, tuvierais en cuenta que detrás de cada dato, cada cifra, está todo el trabajo y el esfuerzo de miles de personas que trabajan cada día para dar la mejor asistencia sanitaria posible.

El Hospital Universitario Son Dureta, durante toda su trayectoria, ha querido estar cerca del ciudadano, apoyándolo en los momentos difíciles que aparecen durante el proceso de una enfermedad, y en los de alegría cuando aquélla se consigue por fin superar. Todo esto no sería posible sin contar con un buen equipo de profesionales que en numerosas ocasiones son el motor de toda la organización. Porque creemos en ellos, hemos de apoyarlos, no tan sólo con palabras, sino también con acciones; por ello hemos puesto en marcha una campaña de prevención de riesgos laborales y también, hemos realizado una mejora de las retribuciones salariales con la introducción del complemento específico y el aumento de la productividad variable.

Por otra parte, un hospital con nuestra trayectoria, casi cincuenta años, necesita una remodelación de sus estructuras y una renovación tecnológica constante. La realización del Plan Funcional como base del Plan Director del Hospital 2006 y el esfuerzo inversor en instalaciones y equipamiento que se ha hecho este año, ha tenido este objetivo. Mirando hacia el futuro y adelantándonos a las necesidades que se plantean día a día, se ha llevado a cabo el desarrollo de aplicaciones informáticas en la gestión de pacientes, haciendo un esfuerzo para reducir las demoras de consultas externas y las quirúrgicas. Y pensando en nuestros clientes más pequeños, hemos ampliado la UCI neonatal, servicio en creciente demanda.

Ser galardonados, un año más, con el Top 20 ha significado una gran alegría para todos nosotros y un reto que nos lleva a potenciar, cada vez más, la calidad asistencial, elaborando núcleos de calidad que nos hagan merecedores de este reconocimiento.

Sin duda, ha sido un año largo en el que hemos demostrado una gran capacidad de adaptación a los retos que nos han planteado diariamente, hemos trabajado con visión de futuro y conscientes de los cambios que podrían surgir en el momento de las transferencias sanitarias de esta comunidad..

Para finalizar, querría poner de manifiesto que la Memoria no es más que una forma de cerrar, en un momento determinado, los trabajos que se han hecho de una forma continua durante todo el año. Llega el momento del análisis del trabajo hecho, de la reflexión sobre la situación en que nos encontramos, para así empezar el camino hacia donde queremos dirigir nuestro futuro.


 
requisitos e-mail créditos cerrar